econ2

中国,经济增长与拉丁美洲 · China, crecimiento económico y América Latina

Written by Editorial on . Posted in 中国|China, 报告 │Reportajes

中国经济增速放缓时,拉美的心都在颤抖。这个亚洲大国7.6%的较低增长率引起了拉美舆论一片哗然和危言耸听。西方分析师们已经就中国经济发展放缓对西半球的影响做出了大量预测。

Cuando el crecimiento del Dragón se desacelera, tiemblan las entrañas de América Latina. Un menor crecimiento de 7,6% de la economía china ha causado un alarmismo mediático y los analistas occidentales ya hacen predicciones sobre los efectos de esta desaceleración económica en nuestro hemisferio.

[tabs]
[tabname]中文[/tabname]
[tabcont]

众所周知,中国已经成为拉丁美洲地区的重要贸易伙伴和主要投资国。以前有句话说,美国打个喷嚏,拉丁美洲就会生病;现在我们担心的是,中国打个哈欠,拉丁美洲就会入眠。

西方很多人都批评过中国这种从长期来看并非可持续发展的经济模式,并预测过中国经济将大幅下滑引起重重麻烦。另一方面,中国的经济学家和政治家们似乎更加确信这条维持国家经济稳定的发展之路了。那么中国经济实际情况如何?这对拉丁美洲又有哪些影响呢?

中国模式的变革

“十二五规划”显示,中国政府正试图规范出一个新的经济增长模式,其中包括扩大的内需、公共与民间投资以及比重较小的出口。规划中甚至将“经济增长”替换为“经济发展”,这暗示着中国经济模式的质的改变。

正是中国由出口型经济向内需拉动型经济的模式转变,导致了其国家经济增长速度不如以往。整个调整过程大大影响了各种经济指数,所以我们并不应该对经济增速放缓感到奇怪。

因此,许多金融机构都对中国经济增长速度做出了预测,法国兴业银行预期中国经济将以7.5%的速度增长,到2016年这个数字甚至会下降到7%。而“十二五规划”将国内生产总值的年增长目标定为7%。

然而,中国统计局经济监测与分析中心最新的一项调查显示,在78位中国经济学家中,有72%认为2012年的经济增长会超过8%。

从历史上看,中国政府对经济增长指数的预测倾向保守,常常比实际增长率稍低。而且我们知道,中国文化认为8这个数字会带来好运,所以8%的目标与其说是一种经济需要不如说是一个心理门槛。

从经济上说,被调查者认为7月的通货膨胀率将下降,同时消费者价格指数将下降到1.7%,低于6月的2.2%。价格的稳定使政府在货币政策上有了更大的操作空间,目前的货币政策较为谨慎,在下半年有望放松,利率、最低存款准备金率或将下调,投资贷款额度将上升。

很多分析师没有考虑到的一点是中国政府为私人投资提供的空间。在以前的一篇文章中,我们提到过,今年6月,包括国家发改委(CNDR)、外交部、中国人民银行、国家外汇管理局(SAFE)在内的13个政府部门共同发布了一项公告,呼吁推动民营企业在国外的投资,并可以在跨境交易中使用人民币。(查看该文章

此外,中国国家副总理李克强在最近参观武汉市时,强调了拉动内需、推动中国经济可持续增长的重要性。为此,必须采取政策降低税负、刺激消费、鼓励引导私人投资参与到一直为国家垄断的战略产业中去。

对拉美的影响

5月,惠誉国际评级机构的一份公报中称,中国经济8%的增长率将使拉美主要国家的经济水平平均下降1.5个百分点。这来源于这些国家对中国的原材料需求的依赖。

放下中国目前的形势不说,拉丁美洲各国经济一直以来都因铜、石油及其他原材料的国际价格涨跌剧烈而显示出脆弱性。这种模式一直存在,我们依赖于原材料出口并非始于中国,但是中国对原材料的需求的确使巴西、秘鲁、智利、委内瑞拉、厄瓜多尔和阿根廷等国家的出口上升了。

拉丁美洲的风险不在于中国的经济增长放缓,而在于坚持依赖原材料出口的模式。这不仅仅是因为矿产资源出口是带来严重的社会和环境损害的不可持续发展模式,还因为这提高了风险和对其他国家的依赖程度。

需要注意的是,因为与中国进行贸易而受其经济周期影响的程度对不同国家来说是不同的。智利、秘鲁等中等国家和乌拉圭等小国显得更加依赖这种贸易。而巴西和阿根廷等大国,由于将内需作为经济增长的主要驱动力,并未在全球经济波动中受到严重影响。

短期来看,宏观经济及财政稳定的国家可以应对中国即将到来的增速放缓。为此需要实施反周期政策,另外,必须进行提高生产力的改革,如增加基础建设、教育、创新方面的投资,并将官僚制度化繁为简。

与2008年的经济危机不同,拉丁美洲各国已经积累了一定的外汇储备,可以避免遭受全球经济波动的严重影响,另外,大多数国家已经实行了灵活的汇率制度,便于减少货币汇率的浮动。

中期来看,中国模式的改变对拉美各国来说并非威胁,而是一个平衡贸易差额的巨大机遇,同时还能够接收更多中国公共和私人方面的投资。

如果我们的国家愿意,就可以抓住中国市场提供的这个机遇,充分利用他们对外国服务和产品日益增长的需求,有着巨大购买力和冒险精神的数百万旅游者,还有拥有新资源、希望在国外投资的大量的私营企业。

佘久: 哥斯达黎加政治学家和企业家. 总编辑.

[/tabcont]
[tabname]Español[/tabname]
[tabcont]

No es un secreto que China se ha convertido en un país fundamental para el comercio latinoamericano, además de ser uno de los principales inversionistas en la región. Antes decíamos que si Estados Unidos estornudaba, América Latina se enfermaba; ahora nos preocupa que bostece el Dragón y a nosotros nos dé sueño.

Muchos en occidente han criticado el modelo chino por ser insostenible a largo plazo y esperan una caída escabrosa de la economía china. Por otro lado, economistas y políticos chinos parecen estar más seguros del camino a seguir para mantener la estabilidad económica del país. ¿Cuál es la realidad de la economía China? ¿Qué implicaciones tiene esto para América Latina?

Un cambio de modelo chino

El XII Plan Quinquenal presenta toda la intención del Gobierno por definir un nuevo patrón de crecimiento económico que contemple una creciente demanda interna, inversión pública y privada y un menor peso de las exportaciones. Inclusive, el plan sustituye el concepto de ¨crecimiento económico¨ con el concepto de ¨desarrollo económico¨, lo que implica un cambio cualitativo en el nuevo paradigma económico chino.

Es así como este proceso de pasar de una economía exportadora a una basada en la demanda interna, ha causado que el país no crezca a tasas tan elevadas como lo había hecho anteriormente. Todo proceso de ajuste tiene un impacto importante en los indicadores económicos, por lo que la desaceleración en el ritmo de crecimiento no debería sorprendernos.

Por esta razón, diferentes instituciones financieras han querido proyectar las tasas de crecimiento económico chino, como es el caso del banco francés Société Générale que prevé un ritmo de crecimiento del orden del 7,5% y que disminuye hasta llegar a un 7% para el año 2016. El mismo XII Plan Quinquenal establece un objetivo del 7% de crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB).

Sin embargo, una reciente encuesta del Centro de Monitoreo y Análisis Económico del Buró de Estadísticas de China recoge las opiniones de 78 economistas chinos, de los cuales el 72% espera un crecimiento superior al 8% para este año 2012.

Históricamente, el Gobierno ha proyectado índices de crecimiento moderados y cautelosos, que terminan siendo menores al crecimiento real de la economía. En este caso, sabemos además que el objetivo de un 8% de crecimiento es una marca psicológica más que una necesidad económica, debido a la importancia otorgada por la cultura china al número 8, que es considerado de buena suerte.

Económicamente hablando, los entrevistados esperan una menor inflación para el mes de julio, dónde el índice de precios al consumidor caería a un 1,7%, respecto al 2,2% del mes anterior. Esta estabilidad de precios le permite al Gobierno tener un mayor margen de maniobra en su política monetaria, que actualmente se encuentra en una postura más prudente, y que podría relajarse para la segunda mitad del año, reduciendo las tasas de interés y el coeficiente del encaje mínimo legal, así como otorgando un mayor crédito para la inversión.

Un elemento que no ha sido considerado por muchos analistas, es el espacio tan importante que le está brindando el Gobierno a la inversión privada. En un pasado artículo, escribíamos que en junio del presente, un comunicado conjunto emitido por 13 departamentos gubernamentales, incluyendo la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR), el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Banco Popular de China y la Administración Estatal de Divisas (SAFE), llama a fomentar la inversión extranjera por parte de empresas privadas, así como la utilización del RMB en el comercio transfronterizo. (Ver artículo)

Además, el Viceprimer Ministro Li Keqian en una reciente visita a la ciudad de Wuhan, enfatizó la necesidad de impulsar la demanda interna y buscar un crecimiento sostenible para la economía china. Para ello, es necesario llevar a cabo políticas para reducir la carga impositiva y estimular el consumo, así como alentar y orientar la inversión privada en sectores estratégicos, que eran anteriormente monopolios del Estado.

Implicaciones para América Latina

En un comunicado del pasado mes de mayo, la agencia Fitch Ratings informó que una tasa de crecimiento chino del orden del 8% disminuiría el desempeño económico de las principales economías latinoamericanas en un promedio de 1,5 puntos porcentuales. Esto debido a la gran dependencia de dichas economías a la demanda de materias primas por parte de China.

Independientemente de la situación actual china, América Latina se ha visto siempre vulnerable ante los precios internacionales de los commodities como el cobre, el petróleo y otras materias primas dada la volatilidad de estos productos. Este modelo no es nuevo y no ha sido China quien nos ha motivado a enfocarnos en las ventas de materias primas, sin embargo países como Brasil, Perú, Chile, Venezuela, Ecuador y Argentina han visto crecer sus exportaciones gracias al apetito del país asiático por estos productos.

El peligro para América Latina no está en una desaceleración de la economía china, está en seguir dependiendo de las exportaciones de materias primas, no solamente porque un modelo extractivo de recursos minerales no es sostenible y tiene grandes impactos sociales y ambientales, sino también porque aumenta el riesgo y la dependencia frente a otras economías.

Hay que tomar en cuenta que la exposición directa al ciclo económico chino a través del comercio difiere entre los países latinoamericanos. Economías de tamaño mediano como Chile y Perú y otras más pequeñas como Uruguay, tienden a ser más dependientes. Por otro lado, mayores economías como la de Brasil y Argentina, donde la demanda interna es el principal motor del crecimiento, no se ven tan afectadas por las fluctuaciones económicas internacionales.

A corto plazo, las economías que presenten una mayor estabilidad macroeconómica y fiscal podrán hacer frente a la posible futura desaceleración china. Para ello será necesario llevar a cabo políticas anticíclicas pero además, son fundamentales las reformas para mejorar la productividad, como inversión en infraestructura, educación, innovación y reducción de trabas burocráticas.

A diferencia de la crisis de 2008, los países latinoamericanos han acumulado reservas internacionales que les ayudarían a protegerse de una mayor inestabilidad internacional, además que la mayoría de las economías han adoptado regímenes cambiarios flexibles que les han permitido moderar las fluctuaciones de su moneda.

A mediano plazo, el cambio de modelo chino más que presentar una amenaza para las economías latinoamericanas, se convierte en una gran oportunidad para equilibrar la balanza comercial con el gigante asiático, a la vez que se podrían recibir mayores inversiones chinas, tanto de capital público como privado.

De nuestros países depende aprovechar las oportunidades que nos brinda el mercado doméstico chino, su creciente demanda por servicios y productos exóticos, la oleada de millones de turistas con gran poder adquisitivo y cada vez más aventureros, así como un importante número de empresas chinas de capital privado deseosas de invertir en el extranjero y que cuentan con acceso a recursos frescos.

Sergio Rivero: Politólogo y empresario. Jefe de redacción en ChinoLatin.com

[/tabcont]
[/tabs]

Tags: , , ,

Trackback from your site.

Leave a comment