ypf

YPF石油公司国有化中的赢家和输家
Ganadores y perdedores en la nacionalización de YPF

Written by Newsroom on . Posted in 报告 │Reportajes, 能源|Energía

在阿根廷有130多个生产性和非生产性的石油盆地,根据2010年阿根廷石油和天然气研究所(IAPG)提供的数据,共含已探明石油储量超过25亿桶,天然气储量35.8亿立方米,总储量居世界第32位。

En Argentina existen más de 130 cuencas petrolíferas, entre productivas y no productivas, las cuales contienen, según datos del año 2010 del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG), reservas probadas por más de 2.5 billones de barriles de petróleo y 3,58 billones de metros cúbicos de gas, ocupando la casilla número 32 de la lista de países con mayores reservas.

[tabs]
[tabname]中文[/tabname]
[tabcont]

罗艺

在阿根廷有130多个生产性和非生产性的石油盆地,根据2010年阿根廷石油和天然气研究所(IAPG)提供的数据,共含已探明石油储量超过25亿桶,天然气储量35.8亿立方米,总储量居世界第32位。

阿根廷能源局的数据显示,每天开采出的石油有76.36万桶,天然气434.6亿立方米,开采活动本身消耗了该国已钻出的6000多个油井的很大一部分产量。总产量中约三分之一出口给了贸易伙伴,其余被国内市场消耗掉;同时每天须进口19,380桶石油满足当地需求。

然而,尽管在过去十年中,为了提高油气开采量已经将油井数量翻倍,阿根廷平均每个油井的石油产量仍然下降了将近51%。专家们一致认为这是成熟油田的典型表现,也称“自然衰减”,但是,这种趋势一般利用增加勘探投资发现新储量来补偿。

这可能是克里斯蒂娜·费尔南德斯政府决定继续发展石油工业的最重要原因。在拉丁美洲已经有了石油工业国有化的先例,与其说这些先例证明了政府在这个措施中的得失,不如说它表明了每个政府在石油方面的结构性调整。

(查看关于阿根廷、玻利维亚和委内瑞拉石油工业的更多信息) 

参与者视角

不同的评判者和评判方法,可能导致对国有化是冲突还是共同协议意见不一。经验证明,石油市场的复杂性、涉及到的众多变数,更不用说,运作中的大量资金,都使这个判断向冲突一方倾斜。因此,参与方由合作者变成了对手。阿根廷的情况正是如此。

在国家一方,有说法称勘探和发现新油田方面的投资缺乏在过去十年里导致了石油产量的下降。另外,莱普索尔公司(Repsol)被批评在2011年末将阿根廷的运营收益大部分分给了股东而没有进行再投资。此外,阿根廷国库2011年为进口燃油支付了100亿美元,较2010年增长了110%,且2012年这个数字并未见回落。因此,国有化是重组石油工业并恢复国内生产的一个方法。

在跨国公司一方,这次国有化对莱普索尔公司的融资能力是一次严重的打击。如数据显示,到2011年莱普索尔公司在YPF公司中的股份约占这个西班牙企业的全部储量的46%和石油日产量的一半以上。另一方面,YPF公司在该地区新油田的发现方面有明确的预期,估计价值在105亿美元以上。在这个意义上,将莱普索尔公司在YPF公司中57.4%的股份中51%收归国有,将对该公司的投资能力产生决定性的影响,使其成为一个只在安哥拉等市场上拥有一些小的石油天然气勘探生产项目的小石油公司,而在这些市场上大型中国企业的竞争力和挑战性正在提高。

可能的选择

阿根廷国家石油公司国有化之前面临着两种选择。

阿根廷投资开采:60亿美元和进口削减的挑战

专家们一致认为阿根廷石油行业的重兴需要至少60亿美元的投资额来启动油田勘探。但是,这个选择一出现就有两个问题产生,第一个问题是阿根廷国库是否能够支付这笔资金。尽管阿根廷在过去十年的经济衰落后已经经过了一个巩固阶段,但仍然在许多领域呈现出贸易逆差,因此大规模的投资可能很困难。其次,时间也是个问题。石油勘探活动不仅成本高昂而且周期很长,地震数据——该领域最根本的元素——的获取需要数月的时间,油井开钻,样品分析,关联研究及其他勘探活动,还有申请许可都需要时间,考虑到为了减少进口量而需要勘探并投入生产的储量规模,可能需要5年的时间,在此期间政府必须不断投入成本以进口燃油并在国内进行石油勘探。因此这种选择被认为可能性不大。

石油行业开放:出售给中国

考虑到其他拉美国家的国有化形势,另一个有选择、有限制地允许外国企业参与本国石油业务的选择可能性更大。在这方面,中国是最有可能的选择。中国企业对阿根廷石油的兴趣由来已久; 2010年3月中海油公司(CNOOC)就表示了对收购布达斯公司(Bridas Corp.)的兴趣。同年11月,布达斯公司购买了英国石油公司(British Petroleum)在泛美能源(Panamerican Energy)60%的股份,这是中国在该地区的第二大投资。2011年的其他几笔交易都扩大了中国在南美的业务。

在莱普索尔-YPF这个项目上,中国资金的注入将足够支付补偿费用,并支持启动勘探活动,开始重兴石油行业。如果再考虑到中国公司完全有能力为国有化导致的技术力量减弱提供必要资源这一点,选择中国公司作为贸易伙伴就更加可行了。

无论将来的选择是哪一种,一个国家的经济已经被押为赌注,只有各政府部门的决策才能决定这个国家是走向繁荣还是陷入一个政策吓跑投资者的充满不确定性的经济环境。未来不可预测,然而, 牌已经出手。

罗艺:委内瑞拉工程师,天然气和石油专家。中国地质大学石油地质专业硕士。查看简历

[/tabcont]
[tabname]Español[/tabname]
[tabcont]

Escrito por Eloy Jerviz

En Argentina existen más de 130 cuencas petrolíferas, entre productivas y no productivas, las cuales contienen, según datos del año 2010 del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG), reservas probadas por más de 2.5 billones de barriles de petróleo y 3,58 billones de metros cúbicos de gas, ocupando la casilla número 32 de la lista de países con mayores reservas.

Según cifras de la Secretaria de Energía Argentina, diariamente se extraen 763.600 barriles de petróleo y 43.46 billones de metros cúbicos de gas, utilizando para ello buena parte de los más de 6000 pozos que se han perforado en el país. Cerca de un tercio de esta producción es exportada a socios comerciales, mientras que el restante es consumido por el mercado interno; requiriéndose también la importación de 19.380 barriles por día para suplir la demanda local.

Sin embargo, durante esta última década, habiéndose duplicado la cantidad de pozos de extracción –una de las formas de incrementar las tazas de extracción mineral-, la producción petrolera Argentina ha observado una caída en el promedio de producción por pozo cercana al 51%. Especialistas concuerdan en que esto resulta un comportamiento típico de yacimientos muy maduros, también llamado “decaimiento natural”, no obstante, dicha tendencia suele ser compensada con descubrimientos de nuevas reservas como resultado de inversión en exploración.

Esta es, posiblemente, la razón de mayor peso para que el Gobierno de Cristina Fernández haya decidido retomar la industria petrolera. Ya existen precedentes de nacionalización en América Latina que, más que poner en evidencia una tendencia de ganancia o pérdida por parte del país que incurre en dicha medida, muestran los ajustes estructurales de cada gobierno en materia petrolera.

(Ver más sobre la industria petrolera en Argentina, Bolivia y Venezuela) 

Perspectiva de los involucrados

Dependiendo de la forma en que se juzgue y de quien sea el juez, un proceso de nacionalización puede ser tildado de conflicto o de acuerdo mutuo. La experiencia demuestra que debido a la complejidad del mercado petrolero, las muchas variables involucradas y, demás está decir, las cuantiosas sumas de dinero en juego, la línea que separa ambos términos tiende a inclinarse hacia el primero. De esta forma, los involucrados en el proceso pasan de ser socios a contrincantes. Esto es precisamente lo que sucede en Argentina.

En el lado nacional, se aduce que la falta de inversión en exploración y descubrimiento de nuevos yacimientos ha producido la caída de la producción petrolera durante los últimos diez años. Además, se critica que al final de 2011, Repsol haya repartido entre sus accionistas buena parte de las ganancias por concepto de sus operaciones en Argentina, dinero que pudo haber sido reinvertido. A esto se le suman los 10.000 millones de dólares que, por concepto de importación de combustibles, salieron del fisco Argentino durante 2011, representando un incremento del 110% respecto a 2010 y sin que se proyecte una tendencia decreciente para 2012. De manera que la nacionalización sería una forma de reestructurar la industria petrolera y así recuperar la producción local.

En el lado transnacional, la expropiación se manifiesta como un duro golpe a la capacidad financiera de la estatal española. Tal como las cifras lo demuestran, para 2011 la participación de Repsol en YPF represento un 46% de las reservas totales de la compañía española y más de la mitad de su producción petrolera diaria. Por otro lado, la petrolera argentina tenia claras perspectivas de crecimiento en base a descubrimientos en otras cuencas petrolíferas de la región, por lo que estaba valorada en más de 10.500 millones de dólares. En este sentido, la toma de 51 de 57,4% de las acciones que la Española Repsol poseía en YPF, afecta de manera definitiva la capacidad de inversión de la compañía, relegándola a ser una petrolera de menor rango con pequeños proyectos de exploración y producción de petróleo y gas en mercados como el angolano, en los que la presencia de grandes compañías chinas incrementa la competencia e impone nuevos retos.

Escenarios

Ante la nacionalización de la estatal petrolera argentina son dos los escenarios que se plantean.

Explotación con fondos Argentinos: el reto de los 6 mil millones de dólares y la reducción de las importaciones.

Expertos coinciden en  que la reactivación de la industria petrolera argentina requiere de un monto de inversión de al menos 6 mil millones de dólares, con los cuales se pudiera iniciar un proceso de búsqueda de yacimientos. Sin embargo, dos interrogantes surgen en cuanto esta opción es planteada, la primera se relaciona con la disponibilidad de capitales en el seno del fisco argentino. Si bien el país atraviesa por una etapa de fortalecimiento económico, posterior al declive de la década pasada, aun presenta una balanza comercial que lo desfavorece en muchos ámbitos, por lo que una inversión a gran escala podría ser difícil. En segundo lugar, el factor tiempo aparece en escena. Actividades de exploración petrolera resultan no solo costosas sino prolongadas, la adquisición de data sísmica –elemento fundamental en este ámbito – suele tomar meses, la apertura de pozos, el análisis de muestras, las correlaciones, entre otros niveles de la actividad exploratoria, sin contar la permisología y considerando la magnitud de las reservas que han de ser encontradas y puestas en producción con el objetivo de disminuir los volúmenes de importación, se demorarían al menos 5 años, durante los cuales el gobierno tendría que costear ambos, la compra de combustibles desde el exterior y la búsqueda de ellos dentro de los perímetros de la nación. De manera que este escenario no es considerado muy probable.

Apertura petrolera: la venta a China

Un segundo escenario en el que se plantea la participación selectiva y condicionada de empresas extranjeras en el negocio petrolero local podría resultar mucho más probable, además de encajar en el esquema de las nacionalizaciones de otros países latinoamericanos. Al respecto, se puede mencionar que el gigante asiático podría ser el candidato más probable. No resulta nuevo el interés de empresas chinas por el petróleo argentino; ya en marzo de 2010 la empresa China National Oil Offshore Corporation (CNOOC) pagaba 3.100 millones de dólares por el 50% Bridas Corp., garantizándose así su entrada en el país luego de la negativa del senado norteamericano a la negociación de Unolocal en 2005. En noviembre del mismo año, Bridas Corp. compra a British Petroleum el 60% de Panamerican Energy por 7.059 millones de dólares en lo que resultó ser la segunda gran inversión china en la región. Sin embargo, un tercer golpe fue asestado en diciembre de 2010 cuando el grupo SINOPEC Corp. adquirió la totalidad del negocio de petróleo y gas que Occidental Petroleum Corp. tenía en el país por la suma de 2.400 millones de dólares. Cabe destacar que este recuento únicamente considera las transacciones durante 2010, a lo que se le suman otras realizadas durante 2011 que extendieron la presencia china por Sudamérica, usando como base, en muchas ocasiones, filiales de compañías adquiridas en Argentina.

En el caso particular de Repsol-YPF, CNOOC ya había expresado su interés en adquirir parte de este mercado al realizar en 2010 una tentadora oferta que fue finalmente rechazada, esta fue seguida por otro ofrecimiento, ahora del grupo SINOPEC Corp., que también fue desestimado. Sin embargo, a la luz de los últimos acontecimientos, fuentes ligadas a la estatal petrolera china revelan un nuevo ofrecimiento –de 15.000 millones de dólares- por buena parte del porcentaje expropiado a Repsol. Desde el punto de vista del gobierno argentino, esta alta suma de dinero podría ser suficiente para cubrir gastos de compensación y además dar comienzo a la fase exploratoria que iniciaría el proceso de reactivación industrial. La selección de empresas chinas como socios comerciales resulta aun más factible si se considera que estos estarían en plena capacidad de aportar los recursos necesarios para paliar la merma tecnológica que se podría originar de cara a la nacionalización.

Sea cual sea el escenario que se desarrolle en un futuro, la economía de una nación se encuentra en juego y serán las decisiones tomadas por los distintos entes gubernamentales las que guiaran al país por el camino de la prosperidad o lo volcaran en un clima de incertidumbre económica afectado por políticas que podrían ahuyentar a posibles inversores. El futuro no puede ser predicho, sin embargo, las cartas ya están echadas.

Eloy Jerviz: Ingeniero venezolano, especialista en Gas y Petróleo. M.A en Geología del Petróleo de la Universidad China de Ciencias de la Tierra. Ver biografía.

[/tabcont]
[/tabs]

Tags: , , ,

Trackback from your site.